martes, 15 de febrero de 2011

Fernández Mallo, el 're-Hacedor'



Partir de la guía de un libro existente y, pisando esas huellas, recorrer el mismo camino siguiendo escrupulosamente los mismos hitos, es lo que Agustín Fernández Mallo ha hecho con el libro El hacedor, de Jorge Luis Borges. El autor de Nocilla Experience hace un remake de la miscelánea que el autor argentino publicó en 1960. Un libro en el que entraban tanto relatos fantásticos como fantasías cotidianas, poemas y reflexiones. Fernández Mallo escribe los capítulos de El hacedor (de Borges), remake (Alfaguara) manteniendo el orden y el título de cada uno de los textos borgianos. A veces toma elementos y frases de los originales, en otras elabora historias ajenas por completo a su homóloga. Los elementos que introduce el escritor español son los de nuestra época: internet, google, youtube, el video casero. Y los de su personal mitología, sus obsesiones, sus pensamientos en tiempo real. Su sutil humor. Y hasta lo que ve y quiere hacer ver, a través de un dvd incluido en el libro, que saldrá a la vente el 23 de febrero.

La metáfora del camino seguido se ajusta a lo que sucede en esta recreación del libro de Borges. Hay una atracción fatal en Fernández Mallo por los mapas y por seguir literalmente los pasos de otras personas, reales o imaginadas. Se apropia del Borges escritor y lo convierte en personaje, mientras él a su vez se presta al mismo juego en una relación especular. "Borges vive, se deja vivir, para que yo pueda seguir tramando en él mi literatura", escribe, llevando a su terreno la frase que aparece en el relato Borges y yo.



Vídeo que complementa el texto "Borges y yo", de la versión digital del libro "El Hacedor (de Borges), Remake",de Agustín Fernández Mallo, edit Alfaguara.



Experimento sonoro que acompaña, en la versión digital, al poema Los Borges, contenido en el libro El Hacedor (de Borges), Remake, de Agustín Fernández Mallo, edit Alfaguara.

Fuente : El Pais – España
Madrid - 15/02/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada