sábado, 24 de marzo de 2012

Una memoria llena de Dolores

La artista cordobesa Dolores Cáceres inauguró su muestra "Dolores de Argentina" en el Parque de la Memoria de Buenos Aires.


El verso de Jorge Luis Borges que Dolores Cáceres escribió en neón.

La artista cordobesa Dolores Cáceres inauguró el sábado en la sala Pays del Parque de la Memoria, en Buenos Aires, una muestra retrospectiva sobre su serie de arte público Dolores de Argentina.

La muestra, que es la cuarta que se exhibe en el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, reúne un registro de las acciones y obras que forman parte de la serie Dolores de Argentina, una narración cronológica de los dolores del país, desde la fecha de nacimiento de la artista en 1960 hasta hoy. La última efeméride señalada es la tragedia ferroviaria en la estación de Once.

Una de las obras, por ejemplo, consiste en una serie de paneles con efemérides trágicas de la historia nacional, relatadas como si fueran titulares de los diarios, con correcciones que corresponden a revisiones de la historia desde la exposición original de esos paneles hasta la exhibición actual. El juego trágico entre el sustantivo común y el nombre propio es el leit motiv de la serie, que adquiere en el espacio específico del Parque de la Memoria un nuevo sentido político.

El lugar

El Parque de la Memoria surgió como una iniciativa de 10 organismos de Derechos Humanos en 1997. Son 14 hectáreas en la costa del Río de la Plata, junto a la Ciudad Universitaria. El Monumento a las a las Víctimas del Terrorismo de Estado es un muro imponente con 10 mil nombres de personas desaparecidas y asesinadas entre 1976 y 1983. Es imposible llegar al espacio de exposición sin pasar por esos nombres. En el caso de Dolores de Argentina, el recorrido después de ese muro comienza con un letrero de neón con una frase de Jorge Luis Borges: “Sólo una cosa no hay, es el olvido”, de Everness, que sintetiza el carácter agónico de la obra de Cáceres, su lucha contra el tiempo, una persistencia en no olvidar.

Sobre una de las paredes hay un registro exhaustivo de las diferentes instancias por las que atravesó Dolores de Argentina, concebido como un work in progress: Son 11 años (desde la Bienal del Mercosur en 2001) de instalaciones, publicaciones en revistas, obras de arte efímero, performances. La sensación que convoca ese registro es de opresión y oscuridad.

Según Florencia Battiti, curadora de la muestra, “la secuencia temporal de la serie arranca en 1960 –año de nacimiento de la artista– y el relato se estructura a partir de la enumeración de acontecimientos históricos atravesados por la violencia política o por sus consecuencias. Así, el recuento taxativo y generalizado de los numerosos golpes de Estado o de los estallidos sociales que azotaron al país, se entremezcla con la muerte de Atahualpa Yupanqui o el robo de obras al Museo Nacional de Bellas Artes. Como no podría ser de otra manera, los trazos de una memoria individual se entrelazan con los fantasmas de la historia política”.



Battiti agrega: “La obra de Cáceres no apela a lo que podríamos llamar ‘imágenes de dolor’. Su lenguaje visual modula una estética ligada al diseño y a ciertos recursos de corte publicitario, en el que las palabras no son meramente palabras sino, también, materia de la imagen. Con la serie Dolores de Argentina, Cáceres instala la pregunta (y ésta cobra espesor al ser lanzada desde un espacio altamente connotado como el Parque de la Memoria) acerca de qué puede hacer el arte ante situaciones extremas como el terrorismo de Estado y las heridas que este provocó. Al hacerlo, su trabajo moviliza reflexiones y renueva los lazos entre el arte, la estética y la política”.

Dolores de Argentina estará en exhibición en el Parque de la memoria hasta el 10 de junio.

Fuente : La Voz - 12/03/2012
Emanuel Rodríguez
http://www.lavoz.com.ar/ciudad-equis/memoria-llena-dolores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada