viernes, 5 de abril de 2013

90 aniversario del primer libro de Jorge Luis Borges



Una edición ilustrada en color y en gran formato del primer libro de Jorge Luis Borges, el poemario Fervor de Buenos Aires, será presentada en Nueva York con motivo del 90 aniversario de su publicación.
Editado por Pedro Tabernero, el volumen forma parte de la colección Poetas y ciudades que ya reúne otros títulos clásicos de la poesía en español como Poeta en Nueva York, de Lorca, Diario de un poeta recién casado, de Juan Ramón Jiménez, y Sombra del paraíso, de Vicente Aleixandre.
Tabernero dijo que a diferencia de títulos anteriores de la colección, esta edición trata de "un libro doblemente legendario, ya que se trata del primer título de un escritor de culto, de un clásico en vida como fue Borges".
La presentación de la primera edición ilustrada de Fervor de Buenos Aires se celebrará en el Instituto Cervantes de Nueva York el 19 de abril, posteriormente se efectuará en Buenos Aires junto a una exposición de algunas de los dibujos hechos expresamente para este libro, y luego en Madrid.
La edición cuenta con ochenta dibujos del argentino Pablo Racioppi, entre ellos varios retratos de Borges, en los que "ha ido conjugando grafismos figurativos y expresionistas muy cercanos al espíritu borgiano", según Tabernero.
Con motivo de esta edición, Racioppi señaló que cuando era muy joven adquirió un ejemplar de "Fervor de Buenos Aires" sin imaginar entonces que aquel ejemplar se transformaría en uno de los pilares de su formación, al que volvería "una y otra vez como quien consulta un libro sapiencial".
La edición ilustrada de "Fervor de Buenos Aires" cuenta también con una introducción del escritor José María Conget, quien define esta obra como "un libro de poesía amorosa camuflada tras la enunciación estremecida de unas plazas, unas esquinas, unas salas familiares".
"Si algo hemos aprendido de Borges es que el fervor por Buenos Aires no se diferencia del que nos suscitan a cada uno las calles y plazas por las que transitaron nuestra juventud y nuestro deseo", escribe Conget, quien no se olvida de recordar que Borges también describió la capital argentina "como un plano de mis humillaciones y fracasos".
Borges iba a cumplir los 15 años cuando partió hacia Europa con su familia y tenía 22 cuando regresó a Buenos Aires, de ahí que Conget escriba: "Tal vez la ciudad que el joven Borges encontró en 1921, a su regreso de Europa, había sido construida en su mente a partir de un doble espejismo, el de la nostalgia y el de la traicionera memoria infantil".

Fuente : Revista Arcadia.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada