martes, 26 de abril de 2016

Alberto Casares: "Borges visitó mi librería y me adelantó que se iría a morir a Suiza"




Alana Gorski

En el Día Mundial del Librero, el histórico librero anticuario argentino recordó una anécdota que vivió junto al gran escritor y que lo marcó para siempre

Si decimos que Buenos Aires es la ciudad que tiene mayor cantidad de librerías por habitante en el mundo, estamos en lo cierto. Y es que según un estudio realizado por el Foro Mundial de Ciudades Culturales, se posiciona por encima de Ámsterdam, Londres, Los Ángeles, Madrid, Moscú y Nueva York, entre otras. En el marco del Día Mundial del Librero, que se celebra hoy, Infobae entrevistó a Alberto Casares, un histórico referente del rubro.

Casares es librero anticuario, y su local, que se encuentra en Suipacha al 400, no es el primero, sino el cuarto que tiene en su haber. Por diferentes razones ha mudado su "biblioteca" a distintos rincones de la Capital Federal.

Por los pasillos de su local han pasado escritores como Adolfo Bioy Casares ó Jorge Luis Borges. De todos, Borges es quien lo ha marcado de por vida. Para él, de ninguna manera se puede eludir su nombre. "Pienso que era el hombre más consustanciado con el libro en todos sus aspectos", explicó.

Pero esto no se detiene aquí. Borges lo eligió. Esa admiración que Casares sentía por él, se tradujo en una relación un poco más cercana cuando le organizó una exposición de sus primeras ediciones.

Fue seis o siete meses antes de su muerte en una librería que yo tenía en la calle Arenales. Allí me dijo: 'Mañana me voy para Europa, paso Navidad en Italia y después me voy a Suiza a morir', recordó Casares a Infobae.

                               Foto  : Julio Giustozzi

"Cuando el 14 de junio de 1986 me enteré de la muerte de Borges, me di cuenta de que la despedida de Buenos Aires, esa ciudad a la que le dedicó tantas páginas, la hizo en mi librería. Es una cosa que a mí me marcó para siempre. Estoy seguro de que él sabía que se iba y no volvía", reflexionó.

Internet y los libros
Casares pasó su vida entre libros. Según su experiencia, la gran cantidad de librerías que hay en Buenos Aires se debe, en parte, al interés y a la conciencia cultural que a lo largo de todos estos años se ha generado en torno al universo de las letras.

En la actualidad, el fenómeno de internet aunque no lo parezca hizo revalorizar el mundo de los libros, desarrolló Casares su teoría. Muchas cosas que la gente pensó que iban a desaparecer, terminaron no siendo así. Con el libro pasó lo mismo. Internet terminó ayudando. Hoy, cualquiera que se interese puede ver primeras ediciones con sus errores y aciertos. Hay un acercamiento que antes no teníamos", explicó.

Tiempos que cambian
Para este librero de profesión, que va pasando con delicadeza las hojas del Quijote, es muy común encontrarse con personas que le dicen tener un libro para ofrecerle, pero que, en caso de que a él no le interese adquirirlo, lo van a tirar. "Eso me demuestra dos cosas. Por un lado que es mentira, no lo van a hacer. Tratan de ver si lo pueden ubicar", reflexionó.

Y agregó: "Antes había que pasar el umbral de una librería anticuaria, hacerse amigo del librero y preguntarle, con una vergüenza espantosa, si uno podía ver o tocar un ejemplar. Eso ya no pasa".

Fuente : Infobae

Foto Alberto Casares : Infobae,com
Foto J.L.Borges : Julio Giustozzi


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada