viernes, 18 de marzo de 2011

Arquitectura : Borges en la Mediateca de Tours Francia



La necesidad de nuevos centros culturales
en la población de Tours, afecta en primer lugar a los
barrios del norte de la orilla derecha del Loira. Urbanizado
en los años 60, el barrio de Europa, articulado alrededor
de una avenida y de una plaza de mercado, se presta para
la implantación de nuevos equipamientos públicos.
La mediateca, ubicada en un rincón de la plaza, es el primer
signo de la renovación anunciada. Revestida de lentejuelas
por tres de sus lados y adornada con letras de oro frente a
la calle, brilla con luz propia en el corazón del barrio.
De modesto tamaño (1.500 m2) y de coste razonable
(2.2 millones de euros de obra), la mediateca quiere ser el
icono contemporáneo de un barrio desprovisto de imagen
y de referencias. La construcción obtiene su objetivo
gracias al adorno y a los ambientes interiores, insistiendo
sobre algunos efectos decorativos y prestaciones sofisticadas
que hacen olvidar la definición básica del volumen y la
organización del interior.
Construida sobre dos niveles con pilares de tubo de acero
rellenos de hormigón, el volumen está completamente
revestido de un recubrimiento de acero inoxidable recocido
brillante alternando con bastidores acristalados en toda su
altura. Sobre tres de sus lados se cubre con una segunda piel
separada de la fachada, cuya función decorativa
se desdobla en un filtro que iguala el aspecto exterior y los
ambientes interiores.



La fachada frontal a la calle adopta un sistema industrializado
de cierres de vidrio cuyas láminas fijas sirven de líneas a un texto
de Jorge Luis Borges reproducido en letras doradas.
El texto de Jorge Luis Borges, Alejandría, trece poemas que datan
de 1978 (traducción de Roger Caillois, éditions Fata Morgana, 1978),aparecen en los paneles vidriados Los versos impresos no siguen una versificación regular. El poema continúa ad infinitum en el techo interior del edificio.




Las dos fachadas laterales que se ondulan ligeramente, están
compuestas por paneles verticales de resina de polimetacrilato de tres
centímetros de espesor que incorporan virutas de bronce obtenidas
de la industria. Esta fabricación experimental y original, aparejada
a una producción artística, proporciona una opacidad del
48 % sin que las virutas dispuestas en bandas perjudiquen
la transparencia o molesten la visión. Las salas de lectura
dispuestas detrás de este filtro (niños en planta baja, adultos
en el primer piso) ganan en misterio, beneficiándose el
recinto además de una iluminación cenital. Fijados sobre
una estructura secundaria, estos paneles de resina
envuelven la caja de 800 m2. Otra estructura añadida,
una marquesina, recorre la calle hasta la plaza para señalar
la entrada en el ángulo de este volumen laminado de oro.
En el interior, las prestaciones están a tono del adorno,
con un mobiliario de diseño dispuesto sobre un fondo
revestido horizontalmente con metal, lacado y perforado
para la acústica. En la entrada, el mostrador de información
de plexiglas bermellón, focaliza la atención sobre un suelo
de resina laminar con lentejuelas de las mismas virutas de
bronce. En el piso superior, la sala de lectura se extiende bajo
un techo textil estampado de escritos. El silencio es allí oro.



Florence Accorsi


Fuente : Europ’ A
acero / arquitectura
Publicación de la red europea
de los organismos de promoción
del acero,
abril 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada