lunes, 20 de diciembre de 2010

La insospechada galleguidad de Borges



Una de las primeras obras en prosa del universal autor argentino, "Ejecución de tres palabras", fue publicada en primicia en 1924 en el diario vigués "El Pueblo Gallego"

"Borges tenía una idea negativa de España hasta que descubrió sus raíces gallegas", afirmaba el escritor gallego exiliado Arturo Cuadrado. El universal autor argentino confesó a Julio Casal, editor de la revista coruñesa "Alfar", muy influyente en la intelectualidad española y americana, que descendía de una saga judía ourensana que ocultó al gran filósofo Spinoza de la Inquisición. Una autora argentina revela ahora que una de las primeras obras en prosa en Borges se publicó en primicia en un periódico gallego en 1924.

El universal escritor Jorge Luis Borges tuvo un hasta ahora desconocido episodio gallego en el arranque de su carrera literaria. La escritora argentina May Lorenzo Alcalá desvela que Borges publicó una de sus primeras obras en prosa, el célebre ensayo Ejecución de tres palabras, en el periódico vigués El Pueblo Gallego en 1924, un año antes de que el autor de El Aleph publicara su primer libro en prosa Inquisiciones, en el que figura el citado ensayo.

La clave de esta desconocida galleguidad de Borges, residente en esa época en España, donde se encuadraba en el movimiento literario ultraísta del que después renegaría, se encuentra en la estrecha relación del escritor argentino con el periodista gallego Francisco Luis Bernárdez y el entonces cónsul uruguayo en La Coruña, Julio Casal, creador de la revista coruñesa Alfar, que tendría una enorme influencia en la intelectualidad española en el exilio americano.



El periodista gallego Francisco Luis Bernárdez fue una pieza clave del éxito del periódico El Pueblo Gallego, que atrajo a sus páginas a personajes de gran relevancia cultural como Picasso, Rubén Darío, Julio Casal, Rafael Dieste, Pérez Lugín –que publicó por entregas su Casa de la Troya– o el propio Borges.

"El anticipo de la publicación de su ensayo Ejecución de tres palabras en El Pueblo Gallego en 1924 nunca había sido registrado hasta ahora", desvela la escritora argentina May Lorenzo Alcalá, quien cree que el texto de Borges "fue escrito intencionalmente para ser publicado en El pueblo gallego y posiblemente para constituirse en la primera colaboración de una serie".

Esa continuidad de Borges no llegó a producirse porque Bernárdez abandonó el periódico vigués y Borges regresó a Argentina. El ensayo Ejecución de tres palabras es un excelente ejemplo del ingenio y la erudición de Borges, que desacredita tres vocablos de los que entonces abusaba la corriente modernista.

Esta idea fue usada reiteradamente por revistas literarias en diversas épocas para proponer a escritores y lectores el destierro de tres palabras odiosas.
Borges continuaría años más tarde su vinculación gallega en la revista Alfar –en la que los principiantes Onetti o Benedetti compartían páginas con Castelao o Villar Ponte– donde también colaboró su hermana Norah. El editor de Alfar, Julio Casal, le presentó en Buenos Aires a intelectuales gallegos exiliados como Luis Seoane, que le hizo un retrato, Eduardo Blanco Amor o Arturo Cuadrado, el poeta que llevó a Madrid el Estatuto de Galicia en 1936 y que colaboró en el lanzamiento de la legendaria editorial Emecé, donde aparecerían las primeras narraciones de Borges.

"Borges tenía una idea negativa de España hasta que descubrió sus raíces gallegas", sostenía el exiliado Arturo Cuadrado, que poco antes de morir, en su regreso a Galicia en 1994, reveló que Julio Casal, el editor de Alfar, le había contado que Borges aseguraba estar emparentado con judíos ourensanos que ocultaron de la Inquisición a la familia del gran filósofo Spinoza , cuyos engañosos universos de laberintos y espejos están omnipresentes en la obra borgiana, en su huida de Lisboa a Holanda.

La historia de esta descendencia gallega no desmerecería como argumento de un cuento del propio Borges.

Fuente : Faro de Vigo
Santiago Romero – La Coruñas
19-12-2010

Nota : La entrega de la revista Alfar estuvo dividida en dos épocas: la primera, entre 1921-1928, editada en La Coruña (España) y la segunda entre 1929-1955, editada en Montevideo, con treinta entregas (comprende los números 61 al 91).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada