lunes, 20 de octubre de 2014

Starbucks literario: Jorge Luís Borges va al mostrador y pide café


 Hay todo tipo de tumblrs literarios, ya lo sabemos. Están los que ponen fotos de los escritores con sus gatos, los que ven las librerías como si fuera porno y los que te estropean el final de los libros. Y a la amplia lista ha venido a sumarse hace poco ‘Literary Starbucks‘, otra web ideal para procrastinar.

Se trata de un proyecto de tres estudiantes americanos, dos de filología inglesas y una de historia que, según ellos mismos reconocen, tienen mucho tiempo libre. Comenzaron a pensar en qué pedirían distintos personajes y autores de todas las épocas si frecuentasen una cafetería como el Starbucks  y el resultado, que comparten en este tumblr, es hilarante.

De hecho, en solo un mes han conseguido más de  10000 seguidores, por imaginar cosas como estas -aunque aviso que vale la pena leer el original, se pierde mucho con la traducción-:

George R.R.Martin: George R. R. Martin va al mostrador y pide una serie de bebidas increiblemente complicadas, cada una más con más ingredientes que la anterior. El camarero trabaja durante una hora y finalmente acerca las bebidas a través del mostrador hasta George.R.R.Martin quien, de repente, tira una de ellas al suelo sin dar ninguna explicación. Ese café era el favorito del camarero.

Tom Sawyer:  Tom Sawyer no va al mostrador, sino que convence a un niño bastante menos inteligente que él para que se lo pida mientras él espera al lado de la ventana.

Borges: Jorge Luís Borges va al mostrador. Llega a la conclusión que la cantidad de permutaciones de sabor, tamaño e intensidad es muy son muy superiores a las que cualquier hombre podría experimentar. Pide cada permutación y se sienta en la parte de atrás, donde permanece el resto de su vida intentando catalogar todas las posibilidades del infinito Starbucks.

Othello: Othello va al mostrador y pide una bebida que parece muy inocente: un café moca helado. El camarero toma su pedido, pero le dice que esa bebida no es lo que parece. Othello le cree. Claramente no está celoso del poder de Othello. La bebida es obviamente un fraude.  Othello apaga el sabor de la bebida con una menta. Confía siempre en tu camarero.

Charlotte Brönte: Charlote Brönte va al mostrador a por una taza de té y Lector, ¡lo pide!

Poe: Egar Allan Poe va al mostrador y pide un café. Durante los siguiente doscientos años todo el mundo discute sobré lo que tomó exactamente, no pueden ponerse de acuerdo, de lo único que están todos seguros es de que, definitivamente, pidió algo.

Kafka: Kafka va al mostrador y trata de pedir un café solo. Todo el mundo huye gritando del establecimiento.

Orwell: George Orwell va al mostrador, mira suspicazmente hacia los lados y se marcha. Solo bebé café de tiendas independientes.

Fuente : Librópatas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada