lunes, 24 de marzo de 2014

Dialogo con Borges




"Diálogo con Borges", el libro presentado ayer en el Salón del Libro de París, recoge fotos inéditas y cartas entre dos grandes autores argentinos: Jorge Luis Borges y Victoria Ocampo, lo que deja testimonio de la amistad entre dos figuras claves para las letras hispanoamericanas del siglo XX.

"Se trata de un diálogo entre dos seres excepcionales, cada uno a su manera", remarcó la viuda de Borges y prologuista del volumen, María Kodama, durante el acto de presentación de "Diálogo con Borges" en el gran pabellón que Argentina tiene en el Salón del Libro como invitado de honor.

Victoria Ocampo (1890-1979) fue una de las grandes intelectuales argentinas del siglo XX y fundadora de la mítica revista "Sur", pilar esencial del rico intercambio cultural entre América Latina y Europa a partir de la década del 30. "Una mujer vanguardista en el sentido más amplio del término", señaló Kodama.

La experta francesa Odile Felgine, también presente en el acto en París, describió a Ocampo como "gran responsable de la incomparable vida literaria argentina en esa época" gracias a la actividad de Sur y las tertulias que la autora organizaba con los intelectuales más importantes de la época, muchos de ellos invitados desde Europa.

En esas tertulias conoció Borges (1899-1986) a su traductor al francés, puerta hacia su proyección internacional. El autor de "Ficciones" conoció a Ocampo por primera vez en 1927 y ambos mantuvieron desde entonces una estrecha amistad hasta la muerte.

Cartas irrepetibles

El doble volumen -en francés y en español- presentado ayer, que llegará a la Argentina en las próximas semanas, parte de otro libro publicado por Ocampo en los años 60 con el mismo título, "Diálogo con Borges", y lo enriquece con nuevos documentos y fotos inéditas que estaban en el archivo de la Fundación Sur.

El resultado es un retrato de dos cumbres intelectuales argentinas que impactaron en el resto de América Latina. "Ninguno se somete a otro, cada uno mantiene su libertad y hace su aporte", dijo Kodama sobre esa amistad. "Hablo en presente porque tal vez el diálogo continúa en algún punto del universo".

Entre la correspondencia que Ocampo y Borges intercambiaron hay muchas cartas que Victoria mantuvo con Leonor Acevedo de Borges, una vez que el autor de "El libro de los seres imaginarios" perdió la visión.

Una perla entre esas cartas es la versión de la propia Victoria Ocampo sobre la pelea a los gritos que tuvo con el escritor José “Pepe” Bianco, quien durante un cuarto de siglo fue secretario de redacción de la revista "Sur". Aquella memorable discusión, que mantuvo alejados durante un tiempo a ambos y terminó en reconciliación hacia finales de los años 60, nació al calor de la revolución cubana.

Fuente : LM Neuquen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada