jueves, 17 de noviembre de 2016

Una instalación de Michelangelo Pistoletto en La Gran Lámpara del CCK


En el marco del ciclo Borges. Ficciones de un tiempo infinito se presenta en La Gran Lámpara División y multiplicación del espejo. La instalación del artista italiano Michelangelo Pistoletto está compuesta por siete esculturas de gran formato e integra una serie iniciada en 1973.

Michelangelo Pistoletto desarrolló a lo largo de su carrera un interés por el aspecto conceptual de los objetos, y aquí se acerca al universo de Borges al poner el énfasis directamente en el espejo, objeto recurrente en la narración borgeana. El planteo principal de la obra surge de la idea de que el espejo como objeto puede reflejar todo, salvo a sí mismo. El artista desafía esta imposibilidad al dividir el espejo en dos y desplazar las partes gradualmente, dando lugar a que el espejo se refleje y se multiplique. Así, con su instalación División y multiplicación del espejo, Pistoletto, figura emblemática del arte povera, nos invita a recorrer el espacio hasta el infinito.

En continuidad con las aproximaciones borgeanas de otros artistas que ya pasaron por la Gran Lámpara –como Andrea Moccio y Leandro Erlich–, Pistoletto propone una serie de configuraciones que crean una dinámica entre tiempo y espacio expandidos, donde los reflejos del uno y del otro plantean una operación matemática. El recorrido, que se inicia en un hipotético punto cero, nos sumerge en una dinámica fenomenológica: una relación de tiempos distintos, de seres y objetos que se multiplican y se convierten en algo más que un reflejo. Como escribe Borges en su poema:
“Si entre las cuatro paredes de la alcoba hay un espejo, ya no estoy solo. Hay otro”. La obra se mantendrá en exhibición hasta el 28 de febrero de 2017.

Acerca de Michelangelo Pistoletto

Nació en Biella (Piemonte, Italia) en 1933. Comienza a exponer en 1955 y en 1960 realiza su primera muestra individual en la Galleria Galatea de Turín. La primera etapa de su producción pictórica se caracteriza por la investigación sobre el autorretrato. Entre 1961-1962 emprende la serie Mirror Paintings, que incluye en las obras la presencia del espectador en tiempo real, y abren la perspectiva, en el sentido inverso a la perspectiva renacentista que había sido cerrada por las vanguardias del siglo XX. Estas obras le proporcionan un rápido reconocimiento internacional que se traduce en diversas exposiciones individuales durante la década de 1960 en prestigiosos museos y galerías de Europa y Estados Unidos y dieron lugar a su inclusión en las grandes exposiciones de arte pop y Nuevo Realismo. En 1965 y 1966 realiza una serie de obras tituladas Minus Objects, consideradas claves en la gestación del arte povera, movimiento artístico del cual Pistoletto fue protagonista. A partir de 1967 comienza a trabajar fuera de los circuitos tradicionales, reuniendo a artistas de diferentes disciplinas y sectores sociales. En los años 70 puso en marcha una de las primeras experiencias en este sentido, exponiendo obras de arte en las habitaciones de un piso alquilado durante un año. Sus obras forman parte de las colecciones de los principales museos de arte moderno y contemporáneo, incluyendo: MoMA, Nueva York; Guggenheim Museum, Nueva York; Tate Modern, Londres; Museo Reina Sofía, Madrid; MACBA, Barcelona; Beaubourg, París; Galleria Nazionale d’Arte Moderna, Roma; Museo d’Arte Contemporanea, Seúl; Museo Hirshhorn y Jardín de Esculturas, Washington; Museo d’Arte Contemporanea, Rivoli; entre muchos otros. Ha participado once veces en la Bienal de Venecia (1966, 1968, 1976, 1978, 1984, 1986, 1993, 1995, 2003, 2005, 2009), donde recibió el León de Oro en 2003 por su trayectoria artística, y cuatro veces en la Documenta de Kassel (1968, 1982, 1992 y 1997).

Fuente : CCK


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada