domingo, 27 de julio de 2014

La librería que fue testigo de tres siglos - Librería de Avila


Es el único comercio de Buenos Aires que se mantiene desde la época de la colonia: la Librería del Colegio -hoy de Ávila – está en la misma esquina de Alsina y Bolívar.

La Librería de Ávila -antigua Librería del Colegio- es el sitio más antiguo de la ciudad de Buenos Aires en el que se vendieron libros, y también es el comercio más antiguo ya que desde 1785 está en el mismo lugar.
Para rastrear sus orígenes, los que llevan a las primeras afirmaciones expuestas hay que referir que en la actual esquina de las calles Bolívar y Alsina (denominadas antiguamente Santísima Trinidad y Potosí) funcionó “La Botica”, que vendía velas, estampitas, crucifijos… y algunos libros que llegaban desde el Alto Perú. A comienzos del siglo XIX se hizo fuerte en la venta de textos y, por su proximidad al Colegio de San Carlos -hoy Colegio Nacional de Buenos Aires-, fue denominada por entonces “Librería del Colegio”.
De las tertulias que se realizaban en sus salones a lo largo de su extensa historia participaron personalidades como Domingo Faustino Sarmiento, Juan Bautista Alberdi, Rafael Obligado, Bartolomé Mitre, Carlos Guido Spano, Marcos Sastre, Aristóbulo del Valle, Nicolás Avellaneda, Rafael Obligado, Francisco P. Moreno, Pedro Goyena, José Hernández, Paul Groussac, Jorge Luis Borges, Victoria Ocampo, Roberto Arlt, entre otros.
Adquirida en 1994 por Miguel Ávila, ex dueño de la Librería Fray Mocho, atesora un valiosísimo patrimonio documental y testimonial plasmado en libros y documentos. Allí se puede encontrar verdaderos tesoros, como así también libros raros, antiguos, de orden histórico, y libros modernos.
Para quienes buscan curiosidades, pueden encontrar antiguas gramáticas españolas y libros de lectura de la escuela primaria de hace cien años; ediciones del Quijote en chino; un bando de Manuel de Sarratea de 1819, en el que se especifican las condiciones para que funcione una pulpería; entre otros libros de valor.
La construcción original en este solar fue la primera de altos. El edificio, como luce en la actualidad, es obra del arquitecto Ángel Pascual y el ingeniero Luis V. Migone y data de aproximadamente el año 1920. Posee un gran salón de exhibición y un importante subsuelo en el que se realizan presentaciones de libros, conferencias, charlas y actividades artísticas.
En el año 2000 fue declarado Sitio de Interés Cultural por la Ciudad de Buenos Aires.


Fuente : PalermOnLine Noticias. Ciudad de Buenos Aires 25 julio, 2014


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada