martes, 7 de junio de 2011

Borges en la Bienal de Venecia



Adrian Villar Rojas presenta “Ahora estaré con mi hijo”.Esta obra premiada está inspirada en el cuento “Las Ruinas Circulares” de Jorge Luis Borges

Argentina recuperó su lugar en la prestigiosa Bienal de Venecia, al lograr su propio pabellón, el cual funcionará por los próximos 22 años.

Para esta Bienal el artista seleccionado por el curador Rodrigo Alonso fue Adrián Villar Rojas , ambos rosarinos y la obra construida en el lugar consistió en una monumental instalación de carácter efímero, hecha con adobe y cemento que dominaba todo el espacio, y que será destruida al terminar la exposición.

El nuevo pabellón se levanta en un sector de los viejos arsenales de artillería de la otrora poderosa Armada veneciana, un edificio que se remonta al siglo XVI y que fue donado al municipio por el Ministerio de Defensa italiano. Nuestro país fue el primero en ser aceptado para instalar su predio en ese lugar.

El nuevo sitial ocupa una posición de privilegio en el trazado del recorrido que propone la Bienal,.

La principal atracción de la representación argentino es la obra de Adrián Villar Rojas., que ya fue premiada.

Se trata de once esculturas de gran tamaño que demandaron 25 toneladas de arcilla y otros materiales, dos meses de trabajo y la labor de diez escultores y constructores, asistentes, productores y diseñadores, bajo la curaduría de Rodrigo Alonso.

La creación del rosarino, titulada "Ahora estaré con mi hijo", está inspirada en el cuento "Las ruinas circulares" de Jorge Luis Borges y se basa en las teorías de los "multi-universos", o universos paralelos, que proponen la coexistencia de mundos alternativos al nuestro como consecuencia de los diversos senderos que podría haber tomado la humanidad durante su historia.


En el lenguaje del arte contemporáneo, a este tipo de obras se las conoce como site specif, un conjunto especialmente diseñado y construido para el espacio donde será exhibido.

"Como en la mayoría de los proyectos de este tipo que caracterizan una parte importante de la producción de este artista, la tarea comienza con un análisis minucioso del entorno. Cualquier artista contemporáneo sabe que estos espacios de trabajo son igualmente fuentes de ideas e inspiración, de imágenes, fantasías y relatos", destacó Alonso.

Villar Rojas, de 31 años de edad, alcanzó renombre mundial en 2009 con su obra "Mi familia muerta", una gigantesca ballena de madera, rocas y vidrio, la cual fue instalada en los bosques de Tierra del Fuego, en ocasión de la Bienal del Fin del Mundo de ese año.

Creada a finales del siglo XIX por Humberto de Savoya, la Bienal de Venecia ha venido acogiendo el trabajo de los grandes creadores argentinos que hicieron historia en cada una de sus presentaciones.

Fuente : Diario Rio Negro.com
7 de junio de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada