miércoles, 15 de junio de 2011

El día que Jorge Luis Borges disertó en Bahía Blanca


En el salón de actos de la Universidad Nacional del Sur habló sobre "La literatura fantástica".

El 4 de diciembre de 1962, Jorge Luis Borges disertó en nuestra ciudad: la cita fue en el salón de actos de la UNS, avenida Colón 80, y el tema elegido "La literatura fantástica", una pasión del disertante.
Tras sintetizar los argumentos de varios cuentos, Borges habló del sueño, la vigilia y el tiempo como medios de los que se vale la literatura fantástica. Su disertación terminó con una pregunta: "El mundo de la realidad, la realidad misma, ¿pertenece a la literatura fantástica o a la literatura realista?".


Al día siguiente, Borges participó de un coloquio con estudiantes y profesores en el Departamento de Humanidades de la UNS. Entonces, habló de literatura, de política, del país y de su obra.
Un cronista de "La Nueva Provincia" le dijo "no le haré preguntas indiscretas". Borges contestó: "Pregunte usted lo que quiera; las que suelen ser indiscretas son las respuestas", respondió.
Comentó que, en 1921, cuando comenzó a escribir poemas, "los hacía para un grupo de amigos. No pensaba que nadie nos leyera. Ahora, el escritor escribe para una masa inmensa de gente; lo que nos ha hecho más humildes". Recordó su anterior visita de 1949, cuando saludó a Ezequiel Martínez Estrada en su casa de la avenida Alem. "Me llamó la atención la cantidad de pájaros en libertad, en las habitaciones, en los patios...".


Por último, Borges se refirió al debate que había generado al asegurar que "la decadencia del país está en relación con la cada vez mayor cantidad de gente incapaz de hacer algo que no sea lograr un provecho personal.". "Eso dije y lo sostengo --remarcó--; necesitamos una recuperación de los auténticos valores del individuo en la sociedad. Si no, en este país, en cualquier momento puede ocurrir cualquier cosa...".

Entre Esmeralda y Suipacha

Borges nació en Buenos Aires el 23 de agosto de 1899, en una casa de la calle Tucumán, entre Esmeralda y Suipacha --pleno centro de la Capital Federal--, hijo de Jorge Guillermo Borges y Leonor Acevedo Suárez, a quien siempre se refirió como "madre".
La leyenda dice que el escritor es heredero de una doble tradición: una militar y otra literaria (con algunos cruces): Jorge Guillermo es autor de la novela "El caudillo" , recuperada de entre diversos cartapacios por la editorial Mansalva, dirigida por el poeta rosarino Francisco Garamona.
En 1901, una vez nacida su hermana Norah, la familia se mudó a Palermo, calle Serrano 2.135, donde el joven conoció los ambientes prostibularios, los cuchilleros y los compadritos que desafiaban las buenas costumbres del barrio, mítico, exclusivamente gracias a Borges.

A los 6 años

La leyenda también cuenta que el niño reveló a sus padres el deseo de ser escritor a los 6 años. A los 7 escribió su primer pieza inspirado en la lectura de Cervantes. A los 10 publicó una traducción al castellano de "El príncipe feliz", de Oscar Wilde.
En 1914, los Borges parten a Europa; recorren Londres, París, Ginebra; estalla la guerra; obligados a quedarse, eligen Ginebra, donde Jorge Luis cursa 3 años del bachillerato en el Lycée Jean Calvin, donde aprende alemán y francés que junto al castellano y al inglés cultivará toda su vida --los mismos idiomas que dominaba Samuel Beckett.
Borges no para de leer, filosofía, poesía, historia, narrativa; frecuenta expresionistas, surrealistas, dadaístas; se traslada a Italia, a España. Y vuelve a la Argentina en 1921, no sin haber pensado más de una vez en el comunismo.
En la capital argentina publica "Fervor de Buenos Aires" en 1923; "Luna de enfrente", en 1925; "Cuaderno San Martín", en 1929. Funda revistas, hojas literarias, la revista "Prisma" y participa de la segunda época de "Proa".
Enseguida, su primer libro de ensayos, "Inquisiciones". Después "El tamaño de mi esperanza" y "El idioma de los argentinos" . Los volúmenes son excluidos de sus Obras Completas pero publicados después de su muerte.
Es colaborador del diario "Crítica" y de la revista "Sur" (fundada por Victoria Ocampo en 1931). Es conocido por su ironía y la precisión de su prosa: el castellano, influido por España, hasta Borges, se caracteriza por el exceso retórico.
Amigo de Adolfo Bioy Casares, Pierre Drieu la Rochelle, Dardo Cúneo, Ezequiel Martínez Estrada, Ulises Petit de Murat, Xul Solar, discípulo de Macedonio Fernández, "Discusión", su primer libro oficial, aparece en 1932.

30 años después

Pasarán 30 años hasta su consagración en Europa, de la mano de Roger Caillois. Será resistido por la izquierda y por la derecha, por los peronistas y los antiperonistas (pero sólo lo leen sus amigos y los izquierdistas de la revista "Contorno").
En esos años publicará biografías de Leopoldo Lugones, Evaristo Carriego, estudios de literatura inglesa, escandinava, japonesa, una Antología de la Literatura Fantástica (junto a Bioy y a Silvina Ocampo), los "Seis problemas para Isidro Parodi" (con Bioy), "Historia universal de la infamia", "Historia de la eternidad", "Ficciones", "Otras inquisiciones" y cantidad de poemas e intervenciones.


Su reconocimiento es tardío, posterior a un accidente que le hace perder la vista, y contemporáneo pero universal. Es la consagración, que redunda en premios, doctorados, invitaciones. Borges es la superación de la literatura regional, que nunca niega que su origen es producto del desierto argentino.
Posiciones políticas complicadas lo excluyen del Premio Nobel, pero en 1980 es una de las personalidades que firma una "Solicitada sobre los desaparecidos". Y en 1982, durante la guerra de las Malvinas, uno de los pocos que vislumbra el advenimiento de la democracia.
En 1985 se casa con María Kodama, el mismo año que publica su último libro, una colección de poemas, "Los conjurados" . En junio de 1986, fallece en la misma ciudad que de joven lo vio estudiar, Ginebra. Está enterrado en el cementerio de Pleinpalais de esa ciudad, no lejos de la tumba de Voltaire.

Ruinas bahienses

En "Utopía de un hombre que está cansado" Jorge Luis Borges menciona a nuestra ciudad en un diálogo entre dos personajes en el que uno le cuenta otro, desde el futuro, cómo era el mundo.
"A juzgar por las ruinas de Bahía Blanca que tuve la curiosidad de explorar, no se ha perdido mucho", dice uno de los personajes.

Escribir después de...

* "Si se ha escrito después de todas y cada una de las revueltas literarias, ¿cómo es esta práctica posborgiana? Pues, reescribiendo a Borges, por ejemplo, de otra manera. Desoyéndolo, reparándolo, discutiéndolo, en fin, algo así. No hay texto narrativo de Borges que no sea borgiano, quiero decir: en cada uno está inscrito su singular poética del relato. Entonces, leer un texto de Borges implica ingresar en su máquina narrativa, quiero decir a su totalidad". (Diamela Eltit, narradora chilena)

* "Después de Borges, la manera de seguir escribiendo sería no fetichizarlo. Borges fue un enorme escritor, pero también funciona como moneda de cambio para distinguir entre aquellos que profesan la religión literaria y los que no. Me interesan muchos de los procedimientos de Borges, y me aburren muchos de sus textos. La cultura ya no funciona ni siquiera como Borges lo prefiguró en sus textos más celebrados, y hay que hacerse cargo de eso". (Hernán Vanoli, sociólogo argentino).

* "Escribir después de Borges no sólo es posible. Es necesario. Cómo sería lo sabrán los que lean lo que hoy escribimos dentro de medio siglo. `Otras inquisiciones` es mi libro preferido de Borges, porque tiene el chisporroteo de una inteligencia rebelde a las categorías de ensayo y ficción, de filosofía y literatura". (Edgardo Cozarinsky, narrador, ensayista y cineasta).

* "¿Cómo escribir después de Borges? ¿Cómo escribir luego de Homero? ¿Cómo escribir luego de Virgilio? ¿Cómo escribir luego de Dante? ¿Cómo escribir luego de Cervantes? ¿Cómo escribir luego de Flaubert? ¿Cómo escribir luego de Joyce?
"Pues de la misma forma que se ha venido escribiendo a lo largo de los siglos. Borges es un venturoso episodio argentino en lengua castellana en la literatura universal" (Horacio Castellanos Moya, escritor salvadoreño)

Fuente : La Nueva Provincia
14 de junio de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada