jueves, 3 de junio de 2010

La ex Cervecería Munich



Cuando la ciudad miraba al río

La historia de esta cervecería está ligada a los nombres de Ricardo Banús y el arquitecto Andrés Kalnay., que juntos decidieron encarar el proyecto de construir en las cercanías del Balneario Municipal una cervecería que evocara los locales cerveceros de la ciudad de Munich.

Se inaugura en 1927, siendo desde entonces uno de los paseos favoritos de los porteños. Los testimonios de la época indican que por allí pasaron Alfredo Palacios, Alfonsina Storni, Borges, Fangio, Oliverio Girondo, Bioy Casares, por sólo citar algunos de los personajes locales. A nivel internacional se sentaron en sus mesas el Príncipe de Gales y Antoine de Saint Exupery.

Desde lo arquitectónico la idea principal fue hacer visible el edificio desde cualquier lugar del parque con su silueta en forma de pirámide. La construcción esta ornamentada en el exterior e interior con motivos alusivos a la tradicional cerveza alemana.



En el avance tecnológico también la Munich sobresalió por la extraordinaria capacidad de almacenamiento y refrigeración de cerveza, ya que la cámara ubicada en el sótano podía refrigerar hasta 50.000 litros. En este lugar, también, se ubicaron las instalaciones frigoríficas, que en ese entonces eran las más grandes del país, a excepción de los grandes frigoríficos para exportación.

El arquitecto Kalnay utilizó símbolos que remiten a la cultura de la ciudad de Munich. En el techo del salón interior están moldeados en yeso dos edificios emblemáticos de Munich: la Catedral y la Alcadía.



En la ornamentación se ve repetida la figura de un monje y una cabra, ambos se relacionan con el origen de la cerveza negra, ya que la historia cuenta que los monjes italianos de la orden de San Francisco de Paula en Baviera la utilizaban como sustituto de los alimentos durante los ayunos de Cuaresma, además la palabra bock (negra) en varios dialectos germánicos significa macho cabrío.

En los pisos del salón principal, el león representa el principado bávaro; el pequeño monje símbolo y escudo de la ciudad; el barco representa el Río Isar que atraviesa Munich y, por último, el hombre vestido de levita y galera mostrando un chopp representa a los pobladores ricos que asistían a distintos patios cerveceros.

A principios de la década de 1970 cerró sus puertas.
Actualmente alberga al Centro de Museos de Buenos Aires.
El edificio está situado en Av. de los Italianos 851 (Costanera Sur).
Texto de Gabriela Sharpe

Fuente : http://www.elarcadigital.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada