sábado, 15 de mayo de 2010

Borges / Kafka una interpretación gráfica de Francisco Toledo


Centro Cultural Borges
Pinturas

La Embajada de México en la Argentina, la Galería Arvil, la Galería Quetzalli y el Centro Cultural Borges presentan por primera vez en la Argentina las series del artista mexicano basadas en el “Manual de la Zoología Fantástica” de Jorge Luis Borges y “Un Informe para una Academia” de Franz Kafka.
La exposición es presentada dentro del marco de la II Bienal “Borges – Kafka / Buenos Aires – Praga” organizada por la Fundación Jorge Luis Borges.
La serie Zoología Fantástica contiene 46 acuarelas y tintas realizadas a partir de la obra literaria de Jorge Luis Borges “Manual de la Zoología Fantástica” y pertenecen a la colección de la Galería Arvil de Ciudad de México. La “Zoología fantástica”, una colección de fábulas y seres fantásticos del escritor argentino Jorge Luis Borges, conocida también como el “Libro de los seres imaginarios”, inspiró a Toledo, más que ningún otro texto, para ilustrarlo. Es un lexicón de criaturas mitológicas como la esfinge, el centauro, el cancerbero y las arpías, “aquellas deidades aladas de largas melenas, más veloces que las aves”. Unicornio, ave fénix, dragones pero también animales oníricos, como los que inventaron Kafka, C.S. Lewis o Edgar Allan Poe forman parte de esta zoología ficticia.
Todas las hojas están ejecutadas a la acuarela en los cálidos tonos terrosos que le han dado fama a Toledo. En los raros casos en que hay color – como por ejemplo en la “Pantera” o en el monstruo “Baldanders” – será el azul real, el color del cielo, el que se asocia a la tierra. De esta manera, la colección de 46 acuarelas se presenta con una homogeneidad admirable. Realizadas en 1983, parecen surgidas de un mismo impulso. De hoja en hoja penetramos más profundamente en este mundo imaginario, enigmático y poético, en el que lo aparentemente familiar lúdicamente adquiere caracteres de enigma y lo fantástico, desenfrenado y posesivo se sitúa en la proximidad inmediata de la realidad.
Bajo el título Un informe para una Academia Franciso Toledo reúne una colección de 44 grabados realizados a partir de la obra literaria Informe para una Academia de Franz Kafka. La serie pertenece a la Galería Quetzali y constituye una recreación visual del argumento de dicha obra y una profundización en las reflexiones del escritor checo a partir de la representación de determinadas escenas cuyo personaje principal es el mono. En este sentido, el presente trabajo puede enmarcarse dentro de cierta vertiente simbiótica que el artista mexicano viene explorando a lo largo de los años gracias a diversas lecturas de grandes escritores y que han dado como resultado la edición de varios libros ilustrados en relación a autores como Sahagún, Poe, Tagore, Wallace Stevens, Franz Kafka y Jorge Luis Borges.
Figura recurrente, el mono aparece una y otra vez en el fantástico universo zoológico de Francisco Toledo, reinventado bajo distintas formas: de manchas a líneas, de contornos borrosos a la nitidez del trazo, de los tonos neutros a colores brillantes. El pulso creador de Toledo oscila, así, con la sabiduría del ejercicio constantemente aprendido y renovado, en esta ocasión, en tanto parodia del hombre, jugando con la crítica kafkiana de la existencia humana. La incertidumbre es una marca importante dentro de la obra de Franz Kafka. Los personajes metamórficos de sus obras, como el hombre que se convierte en insecto o el simio que se vuelve humano para sobrevivir, en el relato Un informe para la academia de 1917, muestran la ilusión que representa la misma existencia, es decir, el ser humano es una duda elevada a la categoría material. La ironía sobre la existencia que narra Kafka, junto a la creatividad del pintor, han producido una exquisita mezcla entre el arte de escribir y el de retratar.
Las obras de Toledo reflejan la tradición y la cultura de su región de origen, que logra expresar a través de un lenguaje contemporáneo e innovador sin preocuparse por las vanguardias o tendencias del momento. Cada una de ellas narra su visión del mundo en el que existe una continua transmutación entre el ser humano y los animales dentro de la naturaleza. De esta forma, su trabajo desarrolla un sentido de lo fantástico desarrollado a través de criaturas con hibridaciones entre lo humano y lo animal; todos se conjugan entre sí enfrentando al espectador a reconocerse en cada una de las especies que se generan. En sus grabados se logra imponer líneas deseadas a través de las técnicas y métodos de impresión utilizados. La tinta plasmada alcanza gradaciones sutiles que obtiene a través de procedimientos complejos que imponen fuerza y luminosidad en el grabado.
Francisco Toledo. Nace en 1940 en Juchitán, Oaxaca. Considerado el mejor artista contemporáneo vivo de México, Francisco Toledo es un experto impresor, dibujante, pintor, escultor y ceramista. Su arte, arraigado en la estética de la naturaleza, lo fantástico y las tradiciones culturales de su tierra, constituye una visión sincrética de la producción cultural del hombre y su unión con la naturaleza. Durante los últimos veinte años Francisco Toledo ha conjugado su quehacer creativo con una incasable labor de promoción y defensa de los valores culturales de su estado nativo, convirtiendo su ciudad principal en un centro dinamico para el arte visual y la literatura. Ha impulsado la creación de espacios destinados al arte y la cultura, como la Casa de Cultura de Juchitán, el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, el Instituto de Artes Gráficas, el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, la Biblioteca para Ciegos Jorge Luis Borges, el Cine-Club El Pochote, la Fonoteca Eduardo Mata, el Centro Cultural Santo Domingo-Jardín Etnobotánico, el Patronato Prodefensa del Patrimonio Natural y Cultural del Estado de Oaxaca (Pro-Oax; dedicado a la protección de la herencia arquitectónica y cultural de la mencionada ciudad) y el Centro de Artes de San Agustín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada